Budapest

Viaje a BUDAPEST de 3 días

Para empezar ésta guía de Budapest, voy a comenzar por un poco de información Práctica:

Moneda: La moneda oficial es el Florin húngaro (1 Euro = 307 florines)

Alojamiento: Nos alojamos en el Hostel Wombats, está muy céntrico y bien de precio. Ya lo conocíamos porque también tienen en Berlín y realmente calidad – precio está muy bien.

Cambiar dinero; Como siempre, no recomiendo cambiar dinero en el aeropuerto ya que sale muy caro. Pero en la misma ciudad hay muchos sitios dónde cambiar que salen mucho mejor.

Transporte público: Estuvimos a punto de coger un billete de 3 días pero menos mal que no lo compramos porque puedes ir andando si te organizas bien. Es mejor comprar uno de 10 viajes que puedes coger bus, metro y tranvía. Nos salió mejor. Pero se puede valorar si te vas a mover mucho en transporte público.

Budapest es la capital de Hungría, marcada por un pasado comunista y muy afectada en la Segunda Guerra Mundial con fuertes ataques. Es una ciudad que mantiene un espíritu histórico con preciosa arquitectura. Sinceramente, me sorprendió mucho la ciudad, no esperaba que fuera tan bonita, no es que esperara que fuera fea, sencillamente me llamó mucho la atención. El Parlamento no pasa inadvertido sin tener nada que envidiar a otros como el de Londres.

Primer día Budapest:

Lo primero que hicimos fue ir al famoso Puente de las cadenas. Desde allí puedes coger el Funicular (3 euros) que te lleva al Castillo de Buda. Cuenta con dos museos: Galería Nacional Húngara y Museo de historia de Budapest. No entramos a ninguno de ellos.

En el barrio de Buda puedes entrar en el LABERINTO DE BUDA (5 euros), es una galería subterránea, que en tiempos fue desde usada como refugio, pasando por cárcel, caja fuerte e incluso hospital. Son varias galerías donde encuentras cosas misteriosas desde pintadas rupestres hasta fuentes. Lamentablemente este lugar ya no se puede visitar.

Entramos también en la Iglesia de San Matías (500 florines), es muy bonita.

Después llegamos al Bastión de pescadores (300 florines) para mi uno de las cosas más bonitas de ésta parte de la ciudad.  Es como una muralla con 7 torres. Las vistas sobre la ciudad merecen los 300 florines. Hay una parte que es gratuita ya que pertenece a un restaurante, con un poco de cara y haciéndote el loco puedes verlo sin pagar.

COMER EN CASTILLO BUDA: hay un self service que se llama Var Bistro, que por unos 7 euros comes un plato, está entre el castillo y la iglesia de Matías.

Isla Margarita: alquilamos una bici por 3 euros una hora y la recorrimos entera. Es un plan perfecto para pasar la tarde. La isla es súper bonita, verde y llena de flores. Es como una especie de oasis en medio de la ciudad. Hay un parque acuático, algunas ruinas, etc. En verano el ambiente es muy interesante, suele haber algún festival

Para acabar el día damos una vuelta y llegamos hasta la Plaza de la Libertad, dónde se encuentra un monumento en honor al ejército soviético e irónicamente también está la embajada de EEUU.

Segundo día Budapest:

Caminamos hasta la Basílica de san Esteban, es “gratis” con un donativo obligatorio de 200fl (menos de 1 euro). Tiene una cúpula muy bonita en la que sale un fresco de dios. En pocas iglesias se le pone cara y cuerpo a dios… Y también está la mano momificada de San Esteban. Se puede subir arriba pero cuesta 1100 fl (unos 4 euros)

Avenida de Andrássy: es una gran avenida con muchas tiendas de alto nivel al principio, luego pasa a ser una zona con grandes mansiones hasta que finalmente acaba en el Parque de la Ciudad. En esta misma calle se encuentra la ópera que es muy bonita pero solo se puede entrar de 15:00 a 16:00.

También está El Museo del Terror, que cuenta la historia de Budapest, primero fue nazi y luego pasó a ser comunista. Hay un memorial a las víctimas judías, uniformes y en la entrada hay un tanque. El sótano se conserva tal cual fue. Una especie de cárcel de torturas donde los comunistas destrozaban a los policías de las SS húngaras y puedes entrar a las celdas que es bastante impactante. Cuesta 2000fl (6 euros aprox.) pero si cuela que tienes 25 años cuesta 1000fl (3 euros aprox) y lo malo es que todo está en inglés así que si te interesa es mejor que alquiles una audioguía para enterarte mejor.

Comida en Parque de la Ciudad: aunque está mejor Isla Margarita. Llegamos hasta allí para ir al famoso balneario,  que se llama Széchenyi . Es un edificio amarillo justo en frente del circo, es muy grande. Tiene 3 piscinas en el exterior de agua caliente, chorros y jacuzzi. Y luego tiene un montón de baños interiores con saunas, piscinas de diferentes temperaturas, etc… Cuesta unos 13 euros y puedes estar todo el día, nosotros entramos a las 16:00 y salimos a las 20.30… A última hora es cuando menos gente hay y cuando llegan los turistas, porque al principio eran todo húngaros.

Cena en la calle Vaci Utca, parte del centro de pest peatonal con tiendas y restaurantes. Mucho ambiente y bastante oferta.

Tercer día Budapest:

Nos acercamos al río para dar un paseo en barco por el Danubio cuesta unos  3000 fl (unos 10 euros) diciendo que eres estudiante, no piden el carnet .

Dura una hora y te dan audio en diferentes idiomas y refresco. Se coge en el lado de pest, hay muchos barcos y muchos horarios. Así que facilita coger uno cuándo mejor te venga. También lo puedes usar como transporte e ir hasta otro punto de la ciudad.

Parlamento: El parlamento de Budapest es una maravilla para ver por fuera, no deja indiferente y por ello teníamos mucha curiosidad de ver el interior. Fue el más grande del mundo aunque ahora se encuentra en tercera posición. Recuerda al la bahía de Westminster. Es gratis para los europeos pero tienes que esperar cola para coger el ticket. Te dan una hora para entrar, como lo habíamos visto el primer día sabíamos que necesitábamos echarle paciencia.  A nosotros nos dieron las 14.15 para españoles, no puedes entrar por tu cuenta y tampoco puedes reservar para el día siguiente. Los martes no abren y el horario límite son las 16:00.

La visita dura 45 minutoss y la verdad que es muy bonito y lo explican bastante bien. Lo peor es la espera para el ticket.

Opera: cuesta 7,5 euros como estudiante y la visita es a las 16:00 y guiada en español. Se supone que para hacer fotos tienes q pagar 500fl (casi 2 euros).  Pero la verdad es que disimuladamente puedes hacer fotos. La visita dura 45 min y la ópera es bastante grande y muy bonita. Te enseñan donde se sentaba Sissi emperatriz, la zona de los nobles y de los reyes, su vestíbulo y su bar.

Monte de gellert: subir en autobús desde el Hotel Gellert hasta la Ciudadela. Cuando llegamos la ciudadela estaba cerrada, es como una fortaleza pequeñita. Pero arriba del todo está la estatua de la libertad que es impresionante y hay unas vistas brutales de todo Budapest, ha merecido la pena ir a las 19:00 porque ya está anocheciendo y el cielo es espectacular. Desde allí bajamos andando por el monte que hay un camino hasta la estatua de San Gellert y también está bien.

Mercado; merece la pena entrar para ver lo auténtico de la gastronomía húngara. La planta de arriba está dedicada a productos típicos de recuerdo, tipo souvenir y la parte de abajo es mercado.

Ruin Bars, son muy populares en budapest. Nacieron de edificios prácticamente en ruinas y abandonados que jóvenes alquilaron con una renta muy baja y con la condición de hacer una pequeña reforma, lo suficiente para que se mantuviera en pie. De ahí salieron los Ruin Bars o Ruin pubs, que se caracterizan por su singular decoración, dónde cualquier objeto es convertido en un asiento para tomar algo, desde un coche hasta una bañera. Nosotros fuimos a Szimpla Kert, el más antiguo (se encuentra en Kazinczy Utca, 14 con horario de 12:00 a 4:00) Recomiendo tomar algo allí y despedirse de la ciudad en un ambiente muy de moda.

2 comentarios sobre “Viaje a BUDAPEST de 3 días

  1. Muy buen post Angela!
    Mi pareja y yo estuvimos hace unos meses por Budapest, pasando un fin de semana.
    Nosotros como primera toma de contacto con la ciudad, decidimos realizar un free tour en español con los chicos de “whiteUmbrella” para conocer lo más importante y para ubicarnos en los siguientes días.
    Lo que más nos asombró de Budapest fue el Bastión de los pescadores y el Parlamento, que es uno de los más grandes del mundo.
    Nos quedamos con muy buen sabor de boca y esperemos repetir en no mucho tiempo.
    Muchas gracias por compartir tu experiencia con nosotros y por trasladarnos hasta nuestro viaje a Budapest.
    Saludos Angela!

    1. Hola Juan!
      Cuánto me alegra tú comentario. Estoy totalmente de acuerdo contigo, es una ciudad que sorprende mucho y te deja con ganas de volver. La idea del free tour es muy buena, yo lo hice en Berlin y también quedé muy contenta.
      Muchísimas gracias por pasarte por el blog y compartir tú experiencia.
      Un saludo muy grande!!!!

Deja un comentario