Cuba, Viajar

CUBA – CAYO JUTÍAS – Días 5 y 6

CAYO JUTÍAS

Desde la casa pedimos un coche colectivo para que nos lleve a Cayo Jutías, nos cuesta 20 CUC por persona. Un taxi privado serían en torno a 35 CUC por persona. Así que en un bonito coche clásico de 9 plazas nos lleva hasta el cayo. Nos habían dicho que se tardaba una hora, pero realmente se tardan 2 horas. Es normal que los conductores se retrasen en las recogidas.

Es cierto que el camino es muy complejo y la carretera están en terrible estado sobre todos los últimos 14 minutos donde casi es mejor ir por fuera de la carretera que en ella.

Por el camino, pasas por pueblos muy humildes y por mucho campo. Vemos a dos mujeres vestidas de enfermeras en la carretera esperando que algún carro pare para que puedan llegar al trabajo. Es aquí donde el conductor muestra su desagrado con el sistema, no le parece bien que dos mujeres que trabajan en un hospital para el Estado y que apenas cobran 30 CUC al mes tengan que hacer autostop para ir a sus trabajos. Y no le falta razón.

Reflexión
Reflexión: Cuba puede presumir de una buena enseñanza y medicina, además de ser gratuita. Pero las condiciones de los funcionarios son tan precarias que hace que grandes profesionales elijan tener otro tipo de negocios que les proporcione más dinero.

Llegamos a Cayo Jutías, también nos lo recomiendan amigos sobre todo por ser menos turístico y más bonito que Cayo Levissa. Se llega a una playa con varios chiringuitos, duchas, baños y tumbonas. Es precioso pero preferimos caminar un poco para encontrar algún rincón más tranquilo. Y como llevamos un Sándwich para comer, no necesitamos chiringuitos cerca.

Consejo:
LLevar suficiente agua, aunque allí venden, por la tarde se suele acabar y sólo les quedan algunos refrescos.
Rincones más tranquilos de Cayo Jutías:

Así que mirando al mar, caminamos unos 20 minutos hacia la izquierda. Hay un camino marcado. Por el camino, te ofrecen comer langosta recién pescada, a la plancha con arroz y un coco por 10 CUC. Tienen muy buena pinta, la hacen en la misma playa sobre una rejilla.

Hay zonas preciosas, más salvajes, con un azul turquesa de postal. Es un lugar ideal y paradisiaco para pasar el días hasta las 16:00 que sale el coche de vuelta.

De vuelta a Viñales nos llueve, en ésta época del año (Julio) es muy común que llueva fuerte por la tarde. A veces provoca cortes de luz, complicaciones en la carretera, etc.

El conductor nos cuenta, que deben saber de mecánica porque los coches son muy antiguos y no existe la asistencia en carretera ni muchos talleres. Así que todos tienen los conocimientos suficientes para mantener sus carros. Es normal que se paren en el camino para ayudar a otro conductor. Hay revisiones obligatorias que suelen pasar pagando.

 Gasolina: 1 Litro: 25 CUP / 1 CUC   Diesel: 1 Litro: 10 CUP / 0.40 CUC 

Llegamos al pueblo sobre las 18:30, como ha llovido tanto las casas se han visto afectadas por los cortes de luz, algún tejado caído… simplemente provoca que todo vaya con más calma.

Cenamos en 100% CUBA , tiene una terraza en el tejado, es muy agradable y buen precio.

Bailar en La Casa de la Música:

Para luego ir a bailar a la casa de la música. Dónde todas las noches hay grupos tocando, compañías de baile, etc. Es muy divertido. Entrar cuesta 1 CUC para todos. Los cubanos se encuentran al acecho para ver si consiguen algún turista despistado. Es el lugar perfecto para pasar una noche divertida, intentar bailar con torpeza, ver la fluidez con la que ellos bailan. Es importante saber que la pista está para la gente que sabe bailar y los que no se quedan alrededor. Si les estorbas no dudarán en apartarte.

Hay barras para tomar cócteles, hay que ir a una casa de la música de cualquier lugar de Cuba, en todos los pueblos hay una. 

Día 6 –  Cayo Jutías

Nos levantamos temprano  porque a las 8:30 nos recoge un coche colectivo para llevarnos a CAYO LEVISA por 20 CUC. Pero la dueña de la casa nos confiesa que no hay coches colectivos y que tenemos que ir en un taxi privado por 30 CUC y allí pagar los otros 30 CUC que cuesta el ferry hasta el cayo. Nos parece muy caro y preferimos buscar otra vía más económica. Así que decidimos ir de nuevo a CAYO JUTÍAS e investigar otro modo de ir a CAYO LEVISA al día siguiente, pagar 120 CUC por un día de playa nos parece desorbitado. Convencemos al conductor del colectivo que pare en la plaza porque queremos preguntar por los billetes de bus. Y conseguimos una especie de excursión por 35 CUC que incluye transporte hasta el cayo, el ferry y comida, mucho más barato. Compramos nuestros boletos para el día siguiente y volvemos a CAYO JUTÍAS.

Al llegar nos vamos directamente a la zona que el día anterior nos gustó, andando 20 minutos hacia la izquierda. Al ser sábado parece que hay menos turistas y más cubanos.

Montamos nuestro campamento en una sombra y a disfrutar de la playa completamente solos. Hoy vamos a probar la langosta que nos ofrecieron ayer. Ahí mismo, unos hombres pescan y cocinan en un pequeño fuego unas impresionantes langostas que te sirven con arroz y pepino por 10 CUC.

A las 16:00 sale el coche de vuelta, normalmente los conductores quieren volver lo antes posible. Pero puedes convencerlos para volver a las 17:00 que es la hora a la que se debería.

Volvemos a VIÑALES y nos encontramos una gran tormenta, pero esta vez justo llegando al pueblo. La que se monta en minutos es impresionante, las calles parecen ríos y aunque vamos en el interior del coche nos hemos calado ya que ni las ventanas ni las puertas cierran del todo bien. A la hora aproximadamente deja de llover.

Cenamos en DOLCE VITA ,  se encuentra en la calle principal, es un restaurante italiano de pizzas a muy buen precio. Como ha llovido, los cortes de luz también afectan a los restaurantes, así que calma.

Por la noche nos quedaremos en la plaza tomando unas cervezas y escuchando la música de la casa de la música.

Continúa leyendo la siguiente etapa:

Cayo Levisa
Cuba – Cayo Levisa – Pinar del Río

Deja un comentario